Ingreso promedio por usuario en telefonía móvil tiende a seguir bajando
Gestión

28/May/2019|Impreso|

Existe un indicador que nos puede dar una luz de cómo van los ingresos para las empresas de telefonía en el segmento móvil. Es el ARPU (Average Revenue Per User), o conocido como el ingreso promedio por usuario. Y sigue siendo uno de los más bajos en la región.

Para poner un ejemplo, mientras Chile y Colombia tiene un promedio de US$ 13 o US$ 14, el del Perú es casi la mitad de estas cifras, dice Carlos Huamán, CEO de DN Consultores.

Y la cifra puede bajar más. Algunas variables han generado esta situación. Para Gonzalo Ruiz, economista asociado de Macroconsult, el ingreso de nuevos operadores al mercado desde el 2014 (Entel y Bitel), el crecimiento de la portabilidad numérica, el desbloqueo de equipos que liberalizó el mercado y la revisión de los cargos de terminación a la baja por parte del regulador han sido reformas que, junto con el mecanismo de la industria, generaron una competencia intensa en precios que acabó afectando los niveles del ARPU.

“En relación a los últimos cinco años, la baja ha sido de 30%”, refirió.

Con un ticket promedio bajo impera la necesidad de intensificar ofertas y compensar las pérdidas que se tiene en margen a través de conseguir un mayor volumen.

Para Huamán, los mayores gastos de las empresas por este descenso vienen de mantener la red e invertir en la parte comercial. “Y ambos están aumentando, por la mayor competencia y la evolución de la tecnología, frente a un ingreso promedio que está bajo”, sostuvo.

Por el lado de los clientes, Huamán hace referencia al CHURN Rate (porcentaje de clientes o suscriptores que dejan de utilizar los servicios que ofrece una empresa).

“Hace 10 años, esta cifra era de 2% al mes, luego fue 4% y a la fecha se ubica entre 5% y 6%; es decir, en promedio, los operadores pierden dicho porcentaje de líneas en servicio al mes”, explicó.

Ello implica altas pérdidas ante más inversión para no perder clientes, dijo Huamán.

Puede bajar más

Pero si hoy el ARPU en el segmento móvil es uno de los más bajos, hay factores que juegan para seguir reduciéndolo. Para Ruiz, si bien no se puede decir con certeza que haya más margen para que el ARPU se reduzca, operadores como Telefónica Móvil y otros han empezado a plantear ofertas más agresivas en mercados prepago y rurales, como “Internet para Todos”.

“El objetivo es entrar en zonas donde no hay mayor competencia y si eso ocurre el ARPU en servicio móvil bajará más en la medida que la competencia pase del mercado urbano al rural”, sostuvo el también ex presidente de Osiptel.

Si bien hay una penetración moderada con unas 40 millones de líneas o un poco más, hay peruanos que aún no tienen acceso a la telefonía móvil. “Si la brecha se cierra, los peruanos con menores niveles de ingreso pueden entrar a la base de clientes y tirar hacia abajo el ARPU, solo en móviles, no de otros segmentos”, señaló.

Ante ello, Ruiz estima que la reacción de los operadores será diversificar estrategias y buscar espacios para poder recuperar ingresos en otros segmentos de mercado.

Inversiones

Pese al panorama descrito, las inversiones no se han visto ni se verían afectadas. “A pesar de la reducción en los últimos cuatro años (del ARPU) se dio un aumento de las inversiones, y el ingreso de algunas empresas ha crecido porque han captado una buena cantidad de clientes, como el caso de Entel y Bitel”, comentó Ruiz.

De hecho, agregó, se ha dado crecimiento importante en las inversiones en telecomunicaciones en los últimos años. “Se calcula unos US$ 1,000 millones al año destinados a infraestructura, y de esa cifra el 50% a más debe corresponder al sector móvil”, refirió.

En opinión de Huamán, la factura de lo ocurrido lo ha asumido el Ebitda. “Cuando solo estaban dos empresas en el mercado (Telefónica y Claro) el Ebitda era de 40%, luego pasó a 35%,y ahora es menos de 20%. Lo normal es que sea un 30%”, comentó.

Artículo original publicado por Gestión p.28