La TV paga ante su última batalla
Día 1

18/Sep/2018|Impreso|

La TV paga no tiene sentencia de defunción en el país, pero necesita prepararse para la reconversión, porque la encarnizada batalla que hoy se vive en Estados Unidos no tarda en llegar. José Luis Romero, gerente general de JP Partners, considera que todas las alternativas de consumo de videos por Internet son un fantasma que acecha a los operadores de TV Paga, pero por el momento, no representan una amenaza inminente de muerte. Tenemos un estimado de 35% de penetración del servicio de TV Paga, pero existe un porcentaje similar de hogares dispuestos a contratarlo y solo hay una deserción del 2%, detalló.

Las cifras reportadas por Osiptel en la última década respaldan la tendencia creciente del mercado, aun a pesar de la piratería. Y tanto los tres operadores grandes, como los otros 163 pequeños, siguen sumando clientes a pesar del avance de Netflix.

La principal traba para los operadores vía plataformas online (conocidos como OTT) en el Perú no radica en la resistencia a cambiar hábitos de consumo, sino en la expansión del servicio de Internet de alta velocidad.

El consumo en línea se da sobre todo en celulares, pero en las casas no tanto, pues las métricas oficiales señalan que solo el 8% de la población goza de banda ancha fija. Y si bien Cisco muestra en sus informes que en un año el tráfico de datos se triplica, aceptan que sin redes de alta velocidad al interior del país no es posible ver videos con la calidad idónea. Y eso sucederá recién cuando estén operativas las redes regionales de fibra óptica que conectan a la red dorsal.

Se calcula que el gran desafío para la TV paga llegará todavía dentro de cinco años, cuando se masifique el acceso a Internet, precisó Fernando Grados, director de Dominio Consultores. “Entonces requerirán reconvertirse y pasar a ser proveedores de TV por Internet. No les quedará otra”, advirtió.

Por ahora, según los analistas de Business Bureau (autores del estudio BB-New Media Essentials), en Latinoamérica la TV Paga aún no está en el ring frente a las OTT, sino que funcionan como servicios complementarios, pues solo uno de cada cinco hogares tiene Netflix. En el Perú calculan que un 12% usa Netflix, un 6% Movistar Play, un 5% América TV Go, 4% HBO Go y 73% usa otras plataformas online.

UN PANORAMA DE CONVIVENCIA 

Una base pequeña

En el Perú hay 637 licencias para retransmitir TV, pero solo unos 169 operadores atienden a 2,9 millones de abonados, el 35% de la población, incluyendo piratas.

Una oferta variada

En la región, según JP Partners, existen 283 plataformas legales de video. Hay desde nativos digitales hasta productores de contenido, como HBO o Fox, que se ofrecen vía cable o vía Internet.

UN NUEVO TELEVIDENTE

Los hábitos de consumo están cambiando a nivel global, eso es indiscutible. Diversos analistas internacionales han advertido sobre la imparable tendencia creciente del consumo de videos en línea, que ya iguala al contratado vía cable o satélite en mercados como el estadounidense.

Esta reconversión de la forma de consumo ha llevado a fabricantes de contenido como HBO o Disney a sacar sus propias plataformas pagas online y que gigantes como Google, Amazon o Apple entren al negocio de producir contenido. Además, los mismos operadores de TV Paga -y canales locales- han lanzado sus propias Apps.

La gran ventaja que ofrece la TV online, comentó Grados, no es solo su bajo costo (cobran la mitad o la tercera parte, cuando no es gratis) sino la ubicuidad. El cliente decide qué quiere ver, cuándo y cómo se le antoje. No depende de lo que programe el operador de TV. El consumidor está empoderado y decide qué operador contratar de acuerdo a los contenidos que le ofrece y las facilidades que le da para poder acceder a ellos cuando quiera.

Esa comodidad para ver videos en línea es algo muy arraigado en Lima, en donde la TV Paga posee un 77% de penetración. No se trata de algo solo para millennials, sino que conquista hasta a las abuelitas, que se pueden pasar toda una tarde viendo la serie de Luis Miguel con la suscripción de Netflix que le instaló su hijo.

Netflix, al menos de nombre, es casi tan popular como el afamado You Tube. Una reciente investigación de JP Partners arrojó (ver cuadro) que ya la mitad de hogares conoce las plataformas de video online y saben que existen Netflix, HBO Go, entre otras. De hecho, la mitad de los usuarios de videos online ya está suscrito a Netflix.

EN SUS MARCAS, LISTOS…

A nivel regional y local, todos los grandes operadores están preparándose para la reconversión del negocio, aun cuando todavía no vivan la peor parte. Y no solo Movistar, Claro y DirecTv ofrecen ver contenido en el móvil, sino que los canales de señal abierta ya retransmiten las series más populares de la web.

Pero eso no es suficiente, Carlos Huamán, director de DN Consultores, estimó que la reconversión pasa por poner el valor del servicio en el contenido y no en la forma en la que se accede al mismo. Por ahora, comentó, todavía es limitado el portafolio de contenidos locales en los OTT, pero es cuestión de tiempo para que la producción vaya creciendo.

Los operadores más grandes han visto la necesidad incluso de concretar alianzas. Movistar, por ejemplo, informó que ofrecerá entre sus servicios el acceso a Netflix. Todavía no lo lanzan por adecuaciones técnicas, pero el acuerdo ya es una realidad. También hay trascendidos de un entendimiento similar con Amazon. Lo importante, para ellos y el resto de jugadores, es prepararse para ser los reyes del ‘contenido’. Aferrarse al modelo pasado, coinciden los analistas, los puede llevar a su extinción.

Artículo original publicado por Día 1 p.4

About the autor: