Red Dorsal, ¿aún un elefante blanco?
Día 1

08/Ene/2018|Impreso|

elcomercio_2018-01-08_#11

La Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDNFO) todavía no se utiliza al 100%. Precisa urgente impulso para aprovecharla.

La Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDNFO), que permitirá llevar conectividad a 180 ciudades de provincias, es la principal deuda pendiente en infraestructura ‘telecom’ para este 2018. A más de un año de su funcionamiento, no se han dado avances importantes ni para el uso de su troncal ni para el de las redes regionales (que se acoplan a ella).

“La infraestructura de la Red Dorsal está subutilizada, lo que ha generado la revisión de su viabilidad a futuro (con el model0 actual) y de sus tarifas, por Osiptel”, señala a Día1 Carlos Huamán Tomecich, director de DN Consultores.

De hecho, las tarifas, entre otros factores, obligaron a las empresas Gilat Perú y Redes Andinas–concesionarias de redes regionales–a retrasar el inicio de sus operación es un año, como señalaron hacia mitad del 2017 a nuestro suplemento. Pese a este panorama, el pasado diciembre se concursaron otras ocho redes regionales, donde participaron nuevas concesionarias: GMC Conecta, Claro y Consorcio Telecomunicaciones Rurales del Perú.

“Que no todas las empresas que se adjudicaron redes anteriormente hayan participado en el nuevo concurso da una señal clara de lo que sucede”, anota Huamán. No ven las ventajas,aún.

Para muestra, el año pasado, Gilat dijo a este suplemento que ya estaban gastando 30% por encima del presupuesto que habían calculado para implementar sus cuatro concesiones en Ayacucho, Apurímac, Huancavelica y el Cusco.

¿Por qué no está funcionando –del todo– la Red Dorsal? Uno de los principales problemas es que la foto del 2012 (cuando se lanzó el modelo de la dorsal) no tiene nada que ver con el mercado hoy.

Entonces el país solo tenía 8.897 km. de fibra óptica desplegada, sobre todo en la costa. En el 2017, según el MTC, alcanzamos 59.991 km. de red, de los cuales el 76% es privado y el resto es de la RDNFO (esta tal y concesionada a Azteca).

En este contexto, la tarifa de alquiler de la Red Dorsal (US$23) supera a la de los privados en las zonas competitivas y le resta atractivo. Azteca tendría solo 26 clientes, cuando el potenciales de unos 500 usuarios.

Al respecto, Osiptel ha planteado algunas opciones para la reducción de las tarifas en zonas muy competitivas, entre otras alternativas. La decisión final la tomará el MTC, que, digamos, tiene la pelota en su cancha.

Artículo original publicado por Día 1 p.11