Sector telecomunicaciones: Producción mantiene el ritmo y crece un 5,58% en el 2019
Día 1

09/Mar/2020|Prensa, Web|

En los últimos cinco años el ritmo ha descendido tres puntos porcentuales a nivel macro-económico, A nivel micro, los ingresos de los operadores se han estancado o descendido

El producto bruto interno (PBI) de la industria de telecomunicaciones y otros servicios informáticos en Perú es el que mejor desempeño ha tenido en el 2019 frente a otros sectores, según las métricas del INEI. Sin embargo, arrastra una curva descendente en los últimos cinco años.

Al cierre del 2019, las cifras del INEI muestran que reportaron un aumento anual de 5,58%. En diciembre el indicador de este sector era de 3,85%, pese a la campaña navideña. El crecimiento se convierte en 6,81% si dejamos solo los servicios telecom y excluimos los informáticos.

Para el 2018 el sector estaba con 5,52% de crecimiento anual, según el INEI, y lo superaban por muy poco el agro, la manufactura y los servicios financieros. En diciembre del 2018, el desempeño fue mucho mejor que el del 2019 (3,85%), pues alcanzó un alza de 5,75% en total y de solo 7,63% solo contando el sector telecom .

En el 2017 las cifras del sector eran mejores: el reporte anual era 8,02% de variación para todo el sector. Solo para diciembre de dicho año se tenía un 6,35% de variación, que subía a 7,58% para telecom sin otros servicios informáticos.

Si seguimos revisando las cifras años atrás se confirma la tendencia decreciente en el ritmo del sector. En el 2016 era 8,09% anual y solo telecom en diciembre estaba en 9,60%. Para el 2015 tenemos que era un 9,31% anual del sector, un 11,29% en diciembre y 12,11% en telecom sin informática en dicho mes.

LA PARADOJA MICRO

El PBI se mide sin considerar la inflación, para evitar distorsiones, pero esto no es lo más conveniente cuando se habla de tecnología porque la fotografía se aleja un poco de la realidad, sostiene Carlos Huamán, director de DN Consultores.

En tecnología los precios tienden a la baja como una constante, y en el sector de telefonía móvil esto se ha vuelto más intenso y las tarifas caen, por ejemplo, un 10% al año mientras que el incremento en ventas solo crece 6%, entonces el saldo del sector es negativo (-4%) y no positivo como ocurre cuando no consideramos la variación en precio, explica.

La gran paradoja es que a nivel micro-económico la situación es distinta a la que muestran los indicadores macro, añade, pues tenemos ganancias menores de las necesarias para invertir, empresas que disminuyen ingresos o incluso tienen pérdidas de más de mil millones anuales, como es el caso del operador con mayor participación de mercado, Telefónica. Hay consumo, pero no crecimiento sostenido, sino todo lo contrario.

Artículo original publicado por El Comercio (09/mar/2020)