Telefónica: Intereses de la deuda con Sunat aún no están definidos
El Comercio

10/Jul/2019|Web|

Abogados sostienen que no es posible fijar un monto exacto de la deuda.  Sunat ganó parcialmente uno de los varios casos en litigio.

 

 

Un nuevo capítulo del litigio entre Telefónica y la Sunat se vivió esta semana cuando se resolvió de forma parcial uno de los 22 casos que ambas entidades tienen en curso en el Poder Judicial.

La sentencia en esta ocasión establece que, de cinco reparos presentados por Telefónica, tres se ratifican a favor de Sunat y dos deben reevaluarse en segunda instancia, detalló María Perales, directora de finanzas de Telefónica.

Fernando Meléndez, del estudio Muñiz, señaló que su representada, Telefónica, no está aún obligada a pagar. Explicó que existe en paralelo otro proceso de amparo ante el Tribunal Constitucional que cuestiona los intereses que se están fijando en este caso, lo que imposibilita tener una cifra final a cobrar.

Para liquidar la deuda, Sunat debe calcular el total de intereses generados y mientras no se defina el criterio que se aplicará para el cálculo definitivo de dichos intereses no será posible tener una cifra final, explicó Claudio Cajina, del estudio Dentons.

CUESTIONAMIENTOS

El abogado tributarista Jorge Picón, aclaró que todos los juicios contra la Sunat de Telefónica se dividen en dos grupos: los referidos al fondo (si aplica o no el pago de impuestos) y a la forma, que cuestionan los intereses moratorios generados en 20 años. Él calcula que un 70% de los montos por cobrar –estimados en más de S/4.500 millones– son por intereses.

Refirió que en al menos dos ocasiones el Tribunal Constitucional ya ha fallado en contra de cobrar estos intereses generados por demoras en la fase administrativa que son responsabilidad del mismo Estado. “Dichos procesos se deben hacer en dos años, no en 7 u 8”, resaltó.

Si la demora fuera por un usuario que se niega al pago, como ocurre en los préstamos de un banco, solo queda pagar. Pero si se trata de intereses que se generan por lentitud del Estado en sus procesos administrativos no deberían cobrarse, opinó Picón.

Recalcó que si no se aplica a Telefónica un criterio similar al del Caso Icatom (agosto del 2018) y se le cobra todos los intereses, se estaría afectando la seguridad jurídica y habría varias empresas más afectadas.

Carlos Huamán, director de DN Consultores, considera que es preocupante no tener una cifra clara sobre las deudas, de cara a la planeación de los negocios. Ver elevadas en 400% o 500% las deudas solo por los intereses es difícil para una empresa de gran envergadura como Telefónica y sería insoportable para otras más chicas, dijo. “No muchas empresas en el Perú resistirían esto”, aseveró.

OTROS DATOS

► Según coinciden Telefónica y Sunat, los impuestos a pagar por este caso puntual son estimados en unos S/700 millones. No hay acuerdo sobre el total de la deuda con intereses.

► Hasta el 2018, según la memoria anual de Telefónica, los intereses de este caso bordearían los S/1.700 millones y se preveía tener que pagar S/1.000 millones.

► En total, Telefónica tiene demandas estimadas en S/11.063 millones y Sunat originaría al menos la mitad de estas. La previsión de pago es de S/2.483 mlls.

Artículo original publicado por El Comercio (10/jul/2019)