CAPECE: “Gobierno, academia y empresa, pilares del comercio electrónico”
Entrevista a Helmut Cáceda, Presidente de CAPECE

El comercio electrónico en Perú ha empezado a tener un crecimiento importante desde hace tres años, gracias a la masificación de smartphones, a la evolución de empresas con canales de venta tradicionales a digital y a la aparición de Startups.

Sin embargo, un mayor impulso en este mercado requiere un rol de promoción más activo desde el Estado y de investigación y desarrollo desde la academia y el sector privado, según Helmut Cáceda, Presidente de CAPECE (Cámara Peruana de Comercio Electrónico), comunidad de operadores, proveedores y aliados vinculados con este ecosistema.

¿De qué manera el comercio electrónico beneficia a los usuarios?

97% de los usuarios buscan información en internet antes de realizar sus compras. Por tanto, si el público ya está en internet, las empresas pueden ver el canal electrónico como alternativa para generar negocios, aunque como cultura latina debemos buscar el equilibrio con el hábito cultural de preferir estar frente a frente con alguien con quien podamos conversar sobre aquello que vamos a comprar.

¿Cuál es la definición que darías al comercio electrónico?

El comercio electrónico consiste en cualquier medio de comunicación por el cual una persona se informa sobre un producto y se anima a comprarlo, aun cuando el primer contacto puede ser online y la compra final y la entrega de efectivo offline.

¿Cuál es tu evaluación sobre la evolución del comercio electrónico en el Perú?

El comercio electrónico en Perú ha acelerado su crecimiento en los últimos tres años.

Sentimos que existe un rol importante del Estado y las universidades en cuanto a difusión, porque si las personas no conocen esta opción no se animarán a aprovecharlas.

El otro punto es la conectividad, porque si deseas realizar transacciones de comercio electrónico en alguna ciudad de la selva pero no cuentas con un servicio de internet de calidad, eso no va a ser posible.

El Estado, la academia y el sector privado son los pilares básicos para el desarrollo del comercio electrónico.

 

¿El crecimiento del comercio electrónico ha ido más por el lado de las empresas nativas o de las que han evolucionado desde el comercio físico al comercio electrónico?

Las empresas nativas (start-ups) son pocas en Perú, y el desafío más fuerte que enfrentan no corresponde al ámbito tecnológico sino de gestión.

Estamos en un país donde 80% de emprendimientos muere porque invierte su capital en construir una súper web o aplicación, sin tomar conciencia de que sin una adecuada inversión en publicidad el negocio no crecerá.

Es necesario cierto grado de especialización para que la publicidad capture la atención del usuario para sobre eso concretar luego una venta.

¿Los modelos de negocio de empresas tradicionales han evolucionado hacia comercio electrónico?

Empresas grandes en el rubro comercial han dado un salto digital importante con el respaldo de sus espaldas financieras, de manera que actualmente son 10 las empresas que “mueven la aguja” en comercio electrónico en el país.

En el otro lado de la mesa se encuentran las millones de mypes en todo el país, que es donde el Estado bien podría orientar sus esfuerzos.

¿Ciudades fuera de Lima han tenido un impulso importante en comercio electrónico?

Arequipa es una ciudad con un nivel de progreso muy interesante, al punto que expertos internacionales consideran que esta ciudad está evolucionando como un hub de innovación y tecnología gracias al soporte de la academia, en este caso la Universidad Católica San Pablo, que hace unos años decidió reinventar la carrera de Ingeniería de Sistemas para transformarla en Ciencias de la Computación.

¿Qué papel juega la confianza para el impulso de Comercio electrónico?

La confianza no es solo un tema online, sino también offline.

Vivimos en una época donde todo se retoca para que el producto luzca bien, fenómeno que puede ser contraproducente, porque si tomo una decisión de compra a partir de la foto de un producto, es eso lo que espero recibir.

El tema logístico es también súper importante, porque no es suficiente que el producto llegue a mi casa, sino que llegue en buen estado y a tiempo. Es decir, la experiencia del usuario ocurre no solo en la web, sino también una vez que recibe el producto en físico.

 

¿Cómo se compara Perú con otras economías en la región en comercio electrónico?

En el año 2018 el volumen de transacciones de comercio electrónico en América Latina alcanzó 85 mil millones de dólares, de los cuales Perú tiene 3 500 millones de dólares, monto equivalente a 4% del total y por tanto bastante superior al nivel de 1% en el año 2013. Pero aún nos falta mucho por avanzar.

¿El M-commerce (comercio móvil) tiene impacto creciente en el comercio electrónico?

80% de las consultas previas a una transacción de comercio electrónico es realizada a través del dispositivo móvil. Es decir, generalmente el descubrimiento del producto se da desde el dispositivo móvil y la transacción desde la laptop.

¿Subsiste una diferencia en patrones de consumo entre diferentes segmentos de usuarios según edades?

Cada generación tiene un espacio de comunicación y publicidad con el cual se sienten más cómodos. El grueso de los usuarios de internet es millennial con un alto nivel de conexión a internet, de manera que es allí donde en el mundo actual todo negocio debe estar.

Finalmente, ¿qué esperarías como principal rol del Estado?

Consideramos que el Estado debe definir una suerte de prioridades respecto a qué sectores impulsar más en comercio electrónico.

Desde el Estado es importante la regulación, pero mucho más importante es un rol de promoción y de financiamiento de start ups, ecosistema donde existen muchas iniciativas con un alto impacto potencial en la vida de millones de peruanos y que no cuentan con los medios o contactos para salir adelante.