Reordenamiento 2.5 GHz: ¿qué viene después?
MTC prepara el terreno para los futuros servicios 5G

20/May/2019|Opinión|

 

 

La culminación del reordenamiento de las bandas 2.3 y 2.5 GHz está programada para el 4 y 18 de julio, respectivamente, con la publicación de la norma legal en cada caso.

 

Según el reciente reglamento de reordenamiento, dicha norma legal deberá definir el “plazo para que las operadoras inicien el uso del espectro radioeléctrico asignado resultante” desde un mismo momento (equidad competitiva), mientras que el escenario pre-5G quedará mejor definido sólo luego de la licitación de 380 MHz aún disponibles (bandas medias) y de un nuevo proceso de reordenamiento (200 MHz en la banda 3.5 GHz).

Reglas de juego

La definición de nuevos topes de asignación y metas de uso es coherente con unos escenarios 4G actual o 5G próximo radicalmente distintos a los mercados 2G y 3G de la década pasada (cuando las normas previas sobre estos temas fueron emitidas).

Respecto a los nuevos topes, es además pertinente que el MTC haya corregido los tramos definidos como bandas bajas (menores de 1 GHz) y medias (entre 1 y 6 GHz) en función a las prácticas internacionales, y también que contemple una metodología para la revisión de topes según la evolución del mercado.

En metas de uso, nadie podría estar en desacuerdo con el uso eficiente del espectro, aunque queda por ver cómo esto se alineará con la inminente tendencia hacia la compartición de este recurso, sea por normativa o por acuerdo privado entre operadores, o incluso ante la posibilidad de que la asignación de futuras bandas no tenga un alcance nacional sino por bloques de provincias.

De otro lado, la flamante metodología de reordenamiento es bastante pulcra en la definición de los plazos en cada etapa del proceso, desde la declaración del inicio del proceso hasta el plazo para que los operadores puedan usar la banda desde un mismo momento (equidad competitiva) luego de la definición del espectro resultante para cada operador, y considera además la retribución de los operadores al Estado en caso el valor del espectro asignado luego del reordenamiento sea mayor a la situación previa, sea por la cantidad de MHz recibidos o por el plazo de concesión remanente.

Impacto competitivo 2.5 GHz

Según la propuesta del MTC, Claro pasará de 138 MHz en Lima Metropolitana a 80 MHz a nivel nacional, lo cual fortalecerá su disponibilidad de espectro en bandas medias y al mismo tiempo le daría holgura para participar en próximas licitaciones (bandas AWS o 2.3 GHz) sin superar el tope de 250 MHz.

Por su parte, el bloque asignado a Entel en Lima Metropolitana se reduce de 54 MHz (9 bloques de 6 MHz cada uno) a 40 MHz (20 + 20 MHz), situación que lo deja a la espera del reordenamiento de la banda 3.5 GHz (este operador pierde 30 MHz adicionales en la banda 2.3 GHz).

En el caso de Bitel, 40 MHz asignados en 180 provincias pasan de estar distribuidos en un promedio de 8 bloques no ordenados (5 MHz cada uno) a 2 bloques ordenados (20 + 20 MHz), lo cual ofrece a este operador la posibilidad de participar en próximas licitaciones (bandas AWS o 2.3 GHz) sin superar el tope de 250 MHz (situación similar a Claro).

Finalmente, Telefónica no cuenta con bloques de espectro en la banda 2.5 GHz, pero se encuentra habilitada para ser postor en próximas licitaciones de bloques de espectro disponibles en esta banda y en la banda 2.3 GHz (ya cuenta con 40 MHz en la banda AWS).

Hacia adelante

La norma que contendrá la nueva distribución de espectro en cada banda entre los operadores definirá también el plazo de adecuación técnica y comercial necesario para su uso, antes del cual -bajo un principio de equidad competitiva- ningún operador debiera ofrecer servicios a sus clientes, toda vez que la rapidez de esta adecuación no responderá a su agilidad organizacional sino a la forma precisa del reordenamiento (respecto a su situación previa).

Por su parte, en un horizonte de mediano plazo el escenario competitivo quedará mucho más despejado sólo luego de complementar el reordenamiento actual con tres pasos complementarios: la próxima asignación de los 180 MHz aún libres (60 MHz cada uno en las bandas AWS, 2.3 y 2.5 GHz), un nuevo reordenamiento en la banda 3.5 GHz (200 MHz) y la futura asignación de 200 MHz en la banda 3.7 GHz.

Arduo encargo para el MTC.