Escuelas digitales (MINEDU): pasos iniciales
Importante potencial para reducir la brecha educativa y digital en el país

10/Jun/2019|Opinión|

 

 

Debido a su enfoque territorial y por tanto por su capacidad para reducir en forma simultánea la brecha educativa y digital en el país, el proyecto de escuelas digitales anunciado recientemente por la Ministra de Educación Flor Pablo tiene un enorme potencial para ser un proyecto emblemático en lo que resta del actual gobierno.

Además de la hoja de ruta que será presentada en los próximos meses por un grupo inter-ministerial liderado por el MINEDU, algunas acciones serán necesarias para que la visión expresada por la ministra Pablo pueda traducirse de a pocos en realidad, y que por tanto tenga sentido el anuncio de este proyecto en el próximo discurso presidencial por Fiestas Patrias.

La transformación de la educación

La forma tan distinta en que funciona el mundo actual respecto al siglo 20 viene exigiendo un cambio radical (transformación) en la educación escolar.

Mientras que décadas atrás los estudiantes eran formados para proveer soluciones técnicas especializadas en organizaciones de naturaleza bastante jerárquica, ahora son formados para construir en equipo soluciones multi-dimensionales en organizaciones cada vez más horizontales o circulares, con un uso bastante intensivo de herramientas digitales inexistentes durante el siglo pasado.

El proyecto

Para los estudiantes, el proyecto de escuelas digitales de MINEDU aspira a proveer contenidos pedagógicos innovadores tales como plataformas de aprendizaje individual, aplicaciones para la interacción con estudiantes de escuelas en otras regiones (del país o del mundo) o soluciones de realidad virtual o aumentada, mientras que para los docentes y autoridades educativas contempla el uso de tecnologías de big data para proveer información masiva en tiempo real sobre el desempeño de los estudiantes.

En ambos casos, el proyecto considera la formación de las capacidades necesarias para el buen uso de las herramientas digitales.

MINEDU reconoce como desafíos latentes para el proyecto el acceso a conectividad y dispositivos digitales de alto desempeño a nivel nacional, y la transformación de los procesos de gestión educativa en las Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL) distribuidas en las provincias del país.

El desafío mayor, sin embargo, corresponde a la articulación inter-sectorial necesaria para que la visión de este proyecto se traduzca en realidad.

¿Pasos iniciales?

La Dirección de Innovación Tecnológica en Educación (DITE) se encarga de proponer la inclusión de contenidos digitales en el proceso educativo, y es por tanto la unidad que lideraría la implementación del proyecto desde MINEDU.

De manera complementaria, hace apenas un mes MINEDU conformó el Grupo Técnico para el Desarrollo de la Educación Digital (GTED) junto con otros 4 ministerios (MTC, MIDIS, MINTRA y MINEM), la Secretaría de Gobierno Digital (SEGDI), CONCYTEC e IPAE, con el encargo de trazar una hoja de ruta para impulsar el desarrollo de escuelas digitales, y cuya existencia se desprende a su vez del Comité Perú Digital, creado en octubre 2018 para liderar el desarrollo masivo de servicios de gobierno y economía digital en el país.

Dicho esto, la conectividad digital es el recurso sin el cual el uso de herramientas digitales en el proceso educativo escolar a nivel nacional no es posible, de manera que una especial articulación MINEDU-MTC es necesaria, en especial con FITEL, quien podría aportar al proyecto de escuelas digitales con la precisión sobre el alcance de la obligación de los operadores de redes regionales para atender a las escuelas públicas en cada región y con la recomendación sobre las tecnologías de más rápida implementación en las localidades no cubiertas por dichos operadores regionales y donde existan escuelas públicas.

Asegurada la disponibilidad de conectividad digital, quedaría en manos de MINEDU la ejecución de proyectos piloto con el desarrollo de contenidos o aplicaciones y de programas de formación de capacidades en un grupo seleccionado de localidades, sobre cuyo aprendizaje pueda luego desplegar el proyecto en forma masiva en muchas más localidades del país.

Paso a paso, podremos avanzar en forma más consistente y sostenible.