La nueva ley telecom debe ser ágil
Si Perú aspira a ser líder digital en Sudamérica en los próximos años

08/Jul/2019|Opinión|

 

 

Son 3 los puntos más discutidos por el MTC / OSIPTEL (autoridades) y AFIN (gremio de operadores) respecto al proyecto de ley de telecomunicaciones: funciones de las autoridades, tramitología y Estado empresario.

Sobre lo primero, el proyecto aparentemente entiendeque el fortalecimiento del MTC y OSIPTEL consiste en inflar la lista de sus funciones; en lo segundo, OSIPTEL y AFIN proponen simplificar radicalmente la tramitología (sobre todo respecto a títulos habilitantes); y sobre lo tercero, incluso MTC admite la dificultad para definir con precisión la frontera que justifique la eventual intervención de PRONATEL como operador.

Si bien la actual ley en el sector es anacrónica y por tanto su actualización es necesaria, estas 3 observaciones representan la espina dorsal del proyecto de ley, de manera que una amplia revisión (simplificación) será la única manera de que no quede finalmente encarpetada.

MTC y OSIPTEL: funciones

A nuestro entender, las observaciones sobre este punto obedecen a una innecesaria “inflación” de funciones para ambas entidades.

Respecto a la ley vigente, el número de funciones atribuidas en cada caso han pasado de 17 a 36 (MTC) y de 13 a 19 (OSIPTEL). Más allá de la anécdota numérica, esto motiva confusión respecto al alcance de cada entidad en temas sensibles, como tarifas o espectro radioeléctrico.

En ambos casos, el mapa de funciones puede ser reducido a no más de 6 funciones esenciales para MTC y OSIPTEL (ver infografía) mediante la integración en pocos incisos de muchos otros que abordan un mismo tema, y dejar aspectos específicos para el reglamento de la ley o normas complementarias.

Tramitología

El proyecto de norma abunda en tramitología vinculada a la gestión de títulos habilitantes.

AFIN propone migrar de un régimen de concesiones a uno de autorizaciones, por lo cual luego de la concesión única en adelante cada operador únicamente informe al MTC sobre el lanzamiento comercial de nuevos servicios, sin incurrir en trámites formales adicionales.

Más allá de la gestión engorrosa que esto supone ACTUALMENTE para los operadores, la revolución digital les exige CADA VEZ MÁS un alto nivel de innovación comercial permanente, y es por tanto necesario que esta agilidad comercial no sea frenada sino acompañada por una regulación más ligera, tal como lo propone la propia UIT.

Estado empresario

MTC plantea que un operador del Estado es posible siempre que existan criterios objetivos para determinar el criterio de bajo nivel de competencia que lo justifique, mientras que OSIPTEL enfatiza la naturaleza temporal de un operador del Estado ante situaciones excepcionales.

Mucho más contundente, AFIN considera insostenible una mayor intervención estatal no sólo con más regulación (tramitología) y más aportes por regulación (OSIPTEL pasa de 0,50% a 0.75%), sino además con una intervención directa a través de un operador.

Si asumimos que la iniciativa de un Estado empresario obedece al fracaso de la Red Dorsal, recordemos que según la CAF el error del Estado en ese caso consistió en una lectura insuficiente del mercado (riesgos, estrategia de operadores), y por tanto la ruta consiste en entenderlo mejor (como insumo crítico para el diseño del nuevo modelo dorsal), no en reemplazarlo.

Qué necesitamos resolver

Perú enfrenta en el momento actualla combinación de un bajo desarrollo digital y un escenario 5G inminente, de modo que al objetivo histórico de acceso universal (a internet) podemos agregar ahora la apropiación digital como palanca para la masificación en el uso de servicios digitales.

¿Una lista interminable de funciones para MTC u OSIPTEL, mayor tramitología o un Estado empresario contribuyen con estos objetivos? Temas para un amplio debate, que concluya con una nueva ley diseñada en forma consensuada, con la visiónde ubicar al país como líder digital en Sudamérica en los próximos años.