Discurso presidencial 2019 y avances digitales
Transformación digital del Estado Peruano en estado aún embrionario

20/Jul/2019|Opinión|

 

 

Aunque entre el dicho y el hecho existe un trecho, el discurso presidencial 2019 podrá contener más aspectos vinculados al ecosistema digital en comparación con todas sus predecesoras durante el presente siglo.

Además de la culminación en la adjudicación de redes regionales y los avances iniciales en espectro 5G, el Presidente Vizcarra podrá comentar sobre el Comité Perú Digital o el Comité de Educación Digital, y además el lanzamiento reciente de nuevos servicios de gobierno digital.

Sin embargo, si nos atenemos a la magnitud del esfuerzo necesario para la transformación digital en el Estado Peruano, prevemos que dos aspectos no estarán presentes: agilidad y colaboración.

Gobiernos anteriores

Los discursos presidenciales del presente siglo han prestado bastante atención a grandes proyectos en infraestructura (carreteras, electricidad) y explotación de recursos naturales (minería, gas, turismo) como fuentes de crecimiento económico o inclusión social, según sea el caso.

En el plano digital, los temas bandera en los discursos han sido el fallido Proyecto Huascarán (Toledo), el fuerte crecimiento en líneas móviles (García) y la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (Humala), además de tímidas alusiones a algunos servicios digitales.

Vizcarra 2018: qué dijo

En su primer discurso, el Presidente Vizcarra presentó 5 ejes de política de gobierno: lucha anti-corrupción, fortalecimiento institucional, crecimiento económico equitativo, desarrollo social y descentralización.

En telecomunicaciones, resaltó la firma de contratos en 7 redes regionales y anunció para el año 2019la adjudicación de 6 redes regionales adicionales y 3 proyectos de banda ancha en la selva delpaís.

En servicios digitales, encontramos en este discurso una alusión a la historia clínica electrónica, presentada en el marco del proceso de transformación digital en el sector Salud.

Vizcarra 2019: qué dirá

En telecomunicaciones, Vizcarra podrá confirmar la firma de contrato de las 6 redes regionales anunciadas el año anterior, la pronta adjudicación de los proyectos en la selva también mencionados arriba (para antes del fin de año) y la preparación de más espectro radioeléctrico como base para el futuro despliegue de servicios 5G.

En servicios digitales, el Presidente podrá presentar al Comité Perú Digital liderado por la PCM como un espacio multisectorial para impulsar el despliegue de servicios digitales, y al Comité de Educación Digital liderado por MINEDU como un caso específico para este sector.

Vizcarra 2019: qué NO dirá

Los intentos del Estado Peruano durante el presente siglo para la modernización de la gestión pública han tenido un éxito limitado porque han partido de la premisa de una implementacióna gran escala.

Empresas privadas de gran escala en el país vienen acumulando en años recientes experiencia y aprendizaje a partir de aciertos y errores en la gestión de procesos de transformación digital, y no hay razón para pensar que el Estado no pueda tomar tales aprendizajes como referencia, en 2 dimensiones; agilidad y colaboración.

En agilidad, el Estado podría establecer una agenda de “quick wins” en lanzamiento de servicios digitales masivos en diversos sectores económicos y sociales, y luego visibilizarlos ampliamente ante la ciudadanía. El reciente lanzamiento del certificado de antecedentes policiales digital es un buen ejemplo en este sentido, de modo que casos similares de implementación técnica no compleja y alto beneficio para el ciudadano podrían seguir en la lista, incluso en alianza con municipalidades.

En colaboración, el Comité de Educación Digital (liderado por MINEDU) incluye a IPAE, como reconocimiento de que la transformación digital en el sector Educación es sólo posible con la participación activa de actores más allá del propio Estado. Otros sectores podrían seguir este ejemplo.

En suma, prevemos que el discurso presidencial 2019 tendrá un mayor contenido digital que sus predecesores, aunque sin llegar aún a un mensaje nítidamente transformador. Esperamos equivocarnos.