Chile Digital: hoja de ruta 2018-2022
Avances a paso firme en conectividad digital, y más

07/Oct/2019|Opinión|

 

 

Si bien Chile registra indicadores de desarrollo digital altos en comparación con sus pares en Sudamérica, la agenda de SUBTEL (regulador de telecomunicaciones en dicho país) prefiere tomar como referencia su posición desfavorable según estándares globales, en particular respecto a la OCDE.

El contraste en la penetración de banda ancha fija de 25% en Santiago respecto a 5% o menos en 108 de las 346 comunas en el país motiva que en el año 2018 Chile se ubique en la posición 35 entre los 38 países miembros de dicha organización, además de que –también según SUBTEL- resulta preocupante contar sólo con 20% de conexiones de internet fijo FTTH. La situación en banda ancha móvil no es muy diferente.

Con esta realidad y ante la pronta llegada de servicios 5G, el Estado Chileno ha decidido emprender un ambicioso portafolio de proyectos de conectividad digital, que le permita mejorar notablemente su posición en el escenario OCDE.

Conectividad total

El gobierno del Presidente Piñera ha trazado un plan de desarrollo digital con 3 ejes: Derechos, Infraestructura y Desarrollo. Entre otros proyectos, Derechos tiene en cartera una central telefónica única de emergencias y Desarrollo considera la provisión de internet para todas las escuelas públicas en el país.

En Infraestructura, el plan comprende la asignación de espectro radioeléctrico 5G y los proyectos de Fibra Óptica Austral (FOA), Fibra Óptica Nacional (FON) y Puerta Digital Asia-Sudamérica (PDAS).

Respaldados ambos en financiamiento público (subsidio del Estado), FOA atiende a la región austral del país y FON desplegará redes de transporte local en comunas con baja cobertura, respectivamente, mientras que PDAS conectará a Chile con China para el transporte de datos de toda Sudamérica a través de una red de fibra óptica submarina (sin pasar por EE.UU.).

Cómo lo hacen

Los avances de SUBTEL sugieren una gestión de la política pública digital estable, integral y diligente.

Estable porque trasciende a los gobiernos. FOA (concluido este año) y PDAS (de pronto inicio) fueron concebidos en el gobierno anterior y son gestionados por el gobierno actual, aspecto destacable si consideramos que en cada caso los partidos de gobierno proceden de posiciones políticas contrapuestas.

Integral porque el gobierno reconoce al desarrollo digital no como un fin en sí mismo sino como un medio para el progreso del país, a través de mejores servicios de educación, salud u otros.

Por último, diligente porque la agenda de SUBTEL refleja fielmente las propuestas digitales contenidas en el plan de gobierno de Piñera y porque los plazos formales trazados son realistas y pueden por tanto ser cumplidos.

Mientras que FON será asignado por concurso público en los primeros meses del año 2020, PDAS acaba de iniciar el estudio para dar forma al modelo de negocio e iniciar luego su implementación desde el año 2021.

Reflexiones para Perú

A partir del crecimiento exponencial cada vez más visible en consumo digital (tráfico de datos), la agenda de SUBTEL ha trazado una estrategia integral de expansión en conectividad para reducir la brecha digital en Chile, que empieza en las redes de acceso móviles 5G y concluye en la red de transporte internacional con China o Asia, destinos que registrarán previsiblemente a futuro un crecimiento en tráfico de datos mayor que EE.UU. u otras regiones globales.

Si la brecha digital en Perú es mayor que en Chile, ¿no merecemos también en el país una estrategia de expansión en conectividad digital aún más agresiva? Además de los avances del MTC en la futura asignación de espectro 5G, quizás es entonces un buen momento para trasladar parte de la atención prestada a la “salvación” de la Red Dorsal a la construcción de una visión compartida sobre el desarrollo digital en el país.

A la luz de la coyuntura política actual, la Política de Estado N° 35 contenida en el Acuerdo Nacional podría ser una buena razón para que sea éste un espacio que facilite dicho proceso en lo que resta del gobierno del Presidente Vizcarra.