Telefónica y Facebook crean IpT en Perú
Creativo rescate del modelo de negocio OIMR

04/Mar/2019|Opinión|

 

 

Junto con otras iniciativas vinculadas a transformación digital, escisión de activos de red o reorganización interna, la creación de Internet para Todos (IpT) forma parte del conjunto de decisiones estratégicas recientes de Telefónica para responder al entorno más desafiante enfrentado desde su entrada al país hace 25 años, situación reflejada en el deterioro de sus principales indicadores durante los últimos años y que agrega un ingrediente local al sentido de urgencia que de por sí motiva la actual transformación del modelo de negocio de Telefónica a escala global.

Perú rural

Según estimaciones de CEPAL para el año 2018, Perú es el tercer país en Sudamérica con mayor población rural (7mm de habitantes), sólo luego de Brasil (29mm) y Colombia (10mm). Debido a la conocida combinación de factores de oferta (costos altos por complejidad geográfica) y de demanda (ingresos familiares bajos), la penetración del servicio de internet ha exhibido siempre una marcada brecha urbano-rural (a mayor población rural, menor penetración de internet móvil y fijo en las regiones del país).

Sujeto a que la decisión final que el MTC adopte sea sostenible, la Red Dorsal y las redes regionales conforman una alternativa de solución en el tramo de transporte, mientras que el crecimiento exponencial en el tráfico de datos móviles sugiere que los servicios 3G y 4G desplazarán a otras opciones de internet fijo inalámbrico en el tramo de acceso a localidades rurales, más aún con la creciente tendencia hacia la optimización de costos mediante la compartición de diversos elementos de red, a la cual precisamente responde el modelo de negocio de IpT.

Propuesta de valor

IpT proveerá el servicio de arrendamiento de redes para el acceso a localidades rurales y periurbanas a los operadores móviles que cuenten con espectro radioeléctrico pero no con redes de acceso propias a dichas localidades.

Para ello, el modelo de negocio de IpT consiste en la transferencia de la infraestructura móvil rural de Telefónica a este nuevo operador, donde lo acompañan como accionistas Facebook (por su interés en expandir el número de usuarios de internet en el mundo), además de BID Invest y CAF (con fondos de inversión especializados en proyectos de alto impacto social en sus respectivos países de cobertura).

El valor para Telefónica de esta transacción consiste en el aligeramiento de su plataforma de activos fijos, en términos financieros -mejora en rotación de activos- y sobre todo estratégicos, porque la fuerte competencia  que enfrenta de sus competidores digitales (entre ellos el propio Facebook) deja cada vez más claro que el valor de sus servicios para sus clientes proviene ahora mucho más del software (gestión de datos) que del hardware (infraestructura de red).

NaaS = OIMR

IpT define su modelo de negocio como NaaS (network-as-a-service o redes como servicio), es decir, el acceso a una red no mediante la inversión en su despliegue sino mediante el arrendamiento a un operador de redes que la haya desplegado previamente (en este caso IpT).

Esto equivale a un modelo de negocio concebido normativamente en Perú en el año 2013 bajo el nombre de Operador de Infraestructura Móvil Rural (OIMR), cuya virtud consistía precisamente en integrar a quien por alguna razón tuviera ventaja competitiva en el despliegue de infraestructura móvil rural (en este caso, la red móvil rural de Telefónica es un costo hundido) con operadores móviles interesados en el uso de espectro radioeléctrico que tuvieran disponible para la expansión de sus servicios en localidades rurales y periurbanas, como parte del objetivo de acceso universal (internet para todos) en el país.

Reconforta entonces no sólo que este modelo regulatorio diseñado para la realidad peruana (a pesar de lo cual su impacto hasta ahora ha sido bastante modesto por razones que en otro momento podremos comentar) adquiera con esta iniciativa una escala bastante importante, y –más aún- que su implementación en Perú represente el punto de partida para su futura expansión en otros mercados con una sensible presencia de población rural y periurbana. Enhorabuena.