La expansión de cobertura en el 80% de centros población actualmente sin acceso a internet, la aceleración en la implementación de REDNACE, una gestión de espectro eficiente y pro-competitiva (reversión de espectro no usado por operadores) y la promoción de una cultura de competencia por calidad fueron los puntos subrayados por Luis Pacheco –Sub-Gerente de Análisis Regulatorio de OSIPTEL- como agenda pendiente en el sector telecomunicaciones, durante su presentación en el Foro de Gobernanza de Internet Perú 2017 (6 y 7 de junio).

 

Expansión de cobertura: redes fijas (más allá de la Red Dorsal) y móviles (reversión de espectro, OIMR)
En opinión de Pacheco, la aceleración en la implementación de la Red Nacional del Estado Peruano (REDNACE) y la definición de alternativas tecnológicas para atender a 80% de los centros poblados actualmente sin acceso a internet son los retos más importantes respecto a la expansión de cobertura mediante redes fijas.

En redes móviles, Pacheco resaltó la necesidad de aplicar metas de uso de bandas de espectro radioeléctrico, de modo que frecuencias no utilizadas en un plazo razonable reviertan al Estado para ser otorgados mediante licitación a otros operadores.

Finalmente, Pacheco advirtió que la normativa de OSIPTEL sobre los OIMR dispone el acuerdo entre éstos y los operadores móviles, de modo que en la institución “existe gran expectativa por que exista una etapa de negociación respecto a las condiciones económicas entre las partes, y sólo si no se ponen de acuerdo OSIPTEL interviene mediante un mandato para fijar las tarifas”, pues la idea es que existan varios OIMR que se sumen al único actualmente en operación (Mayu Telecomunicaciones).

Mayor intensidad competitiva: reducción de cargos móviles, gestión eficiente de espectro, OTT
Tal como OSIPTEL lo ha expuesto en diversos foros, su representante resaltó el impacto positivo de normativa pro-competencia emitida por el regulador en los últimos años sobre la mejora reciente en la intensidad competitiva en el mercado de servicios móviles: aplicación de cargos asimétricos 2015-2017, reducción del plazo del trámite de portabilidad de 1 semana a 1 día y el desbloqueo de equipos móviles.

 

En particular, Pacheco explicó que los cargos móviles que serán definidos para el período 2018-2021 deberían registrar una caída importante, debido a que cada vez más costos incurridos por los operadores móviles son imputables a los servicios de datos y menos a los servicios de voz, lo cual reduce los costos unitarios de cada minuto de voz sobre los cuales el regulador define tales cargos.

Respecto al impacto de la gestión del espectro radioeléctrico en la dinámica competitiva en el mercado, Pacheco añadió que “si bien el objetivo de recaudación es una potestad legítima del MTC, sería menester evaluar el objetivos de largo plazo de generar más competencia” al momento de definir el número de bloques en cada nueva banda licitada por el ministerio.

Finalmente, en línea con lo planteado por varios operadores en diversos espacios, Pacheco sugirió la conveniencia de que respuesta regulatoria ante la competencia emergente de los OTT respecto a los servicios de telecomunicaciones tradicionales (mensajería, videos) no consista en la regulación de los primero sino en la progresiva desregulación ex-ante de los segundos, dejando sólo un espacio discrecional para la regulación ex-post.

Mayor información a usuarios y competencia por calidad
Finalmente, en el ámbito de usuarios el mensaje del representante de OSIPTEL giró en torno a la promoción de los derechos de los usuarios, específicamente respecto al acceso a información para la contratación del servicio de internet.

 

Según la visión de OSIPTEL, la idea es que la normativa pro-competencia sea complementada con el desarrollo y divulgación (“a página completa en los periódicos”) de indicadores objetivos asociados a la calidad de servicio (técnico) y de atención (al cliente), de modo que  los usuarios puedan tomar sus decisiones de compra y consumo de servicios de telecomunicaciones de manera mejor informada para así promover una cultura de competencia por calidad.