Telefónica podría dejar de liderar en telefonía móvil, Claro tomaría la posta
Semana Económica

26/Mar/2018|Web|

El mercado de telecomunicaciones continúa configurándose ante el dinamismo de la competencia. Entre sus diversos servicios, los de telefonía móvil siguen mostrando el mayor dinamismo. Así, en el 2017, la brecha entre Telefónica y Claro en términos de participación de mercado fue la más corta registrada en la historia del sector: en los últimos tres años, pasó de 15 puntos porcentuales (pp) a sólo seis.

Un escenario más parejo

Al cierre del 2017, Claro alcanzó una participación de mercado de 33%, dos pp más que en el 2016. En ese mismo periodo, Telefónica perdió 7 pp, principalmente por una lenta respuesta ante las ofertas comerciales de la competencia. Ello redujo su participación de mercado en telefonía móvil a 39% en el 2017. De hecho, desde el 2014, la firma ha perdido más de dos millones de líneas.

Claro podría dar la sorpresa este año en el sector. La empresa seguirá invirtiendo para mejorar la calidad de red y brindarle a sus clientes mayores beneficios. Ello podría incrementar el market share en el 2018, según Elisa Munares, directora de estrategia comercial de Claro. “Tras su recuperación, la firma podría sentir que está en posición para ser el número uno”, estima Carlos Huamán, CEO de DN Consultores. No parece haber perspectiva de recuperación para Telefónica este año. “Seguirá perdiendo cuota de mercado, pero lo peor ya pasó”, señala Andrés Bolumburu, analista de telecomunicaciones del banco español Sabadell.

Por su parte, Entel ha continuado ampliando su base de clientes desde que llegó al Perú hace cuatro años. Así, logró alcanzar una participación de 17% al cierre del 2017. Por su parte, en el 2017 Bitel incrementó participación de mercado a 12%, 2 pp más que el año pasado. Éstas son cifras de desconcentración nunca antes alcanzadas en el sector de telecomunicaciones peruano.

SEMANAeconómica se contactó con Telefónica para conocer sus objetivos de participación de mercado para este año, pero la empresa prefirió no brindar declaraciones.

Ganadores y perdedores

Los cambios en la participación de mercado también se vieron reflejados en los resultados financieros de los operadores en el 2017. Por ejemplo, Claro y Entel —cuyos estados financieros son públicos— registraron un mejor desempeño financiero que Telefónica.

Los ingresos de Claro crecieron 4% y los de Entel 34%. De igual modo, el margen ebitda mejoró en 5 y 18 pp, respectivamente. En el caso de Entel, el tan esperado punto de equilibrio se daría en el segundo semestre del 2018, estima Credicorp Capital Chile.

En tanto, los ingresos de Telefónica cayeron 9% y su margen ebitda, 11 pp— el más bajo en la historia (19%)—. “Un operador dominante no puede tener un margen por debajo del 20%”, señaló Carlos Huamán, CEO de DN Consultores. Bitel no tiene resultados financieros de acceso público.

La portabilidad ha sido un factor clave en este cambio en la participación de mercado de las empresas. De acuerdo a Osiptel, Entel lideró la captación de líneas que migran de otros operadores hasta diciembre pasado. Pero en febrero, la chilena fue superada por Claro. Al cierre de año pasado, Entel obtuvo 753,420 líneas móviles nuevas como resultado neto de portabilidad, seguido de Claro, con 228,222 líneas. “Invertimos US$400 millones para mejorar la calidad y ampliar la cobertura. Esta mejora en nuestro servicio fue percibida por los clientes, lo que ayudó a reducir las bajas”, señaló Munares, de Claro. Las dos empresas son las únicas que han terminado con portabilidad neta positiva el año pasado.

Bitel registró una pérdida de 165,920 líneas. Telefónica perdió 808,228 líneas en el 2017, y ha perdido 1.5 millones de líneas desde julio del 2014. Sin embargo, los esfuerzos de Telefónica por retener clientes van dado algunos signos positivos. Entre enero y febrero del 2018, la pérdida de clientes por portabilidad se redujeron en 35% frente al mismo periodo del 2017.

La pérdida de mercado en telefonía móvil de Telefónica no sólo pasa en el mercado peruano. Hace un mes, la firma anunció un cambio de estrategia: la reestructuración de su unidad latinoamericana en Hispam Sur —conformada por el Perú, Argentina, Chile y Uruguay— e Hispam Norte —compuesta por Colombia, Ecuador, Venezuela, México y Centroamérica—. Así, el Perú representaría el 28.5% de los ingresos del grupo.

Lo que se viene ahora parece seguir la línea de la sofisticación comercial —creación de contenido y valor agregado— para fidelizar a los clientes y aumentar el ticket promedio en el 2018. Claro, por ejemplo, permite cambiar ‘Claro puntos’ por millas Latam Pass. Entel se unió a Cineplanet para ofrecer descuentos en entradas y Telefónica relanzó Priority con el nombre de Prix, aplicación que brinda beneficios a sus clientes. El 2018 se perfila como un año decisivo en la estrategia de Telefónica.

Artículo original publicado por Semana Económica